Los carnavales en Victoria convocan la participación del público en general con divertidos disfraces creados para la ocasión en los llamados Terror de corso. Todos los años la última carroza invita al público que desee disfrazarse y participar de los festejos.